Michael Ruggieri es un pintor italiano, ( Milán 22/ 2/1988). Se inicia en arte sacro en la ciudad de Florencia  (Italia), donde aprende una técnica pictórica ritual con la que los monjes del 1200 d.C realizaban los Iconos Sagrados Bizantinos. Esta técnica inspira tanto al artista que integra en su estilo lo ritual y místico, intentando promover un tipo de imagen que pudiese elevar la conciencia de todos aquellos que la contemplen. Le permite igualmente realizar obras con el potencial de elevar la vibración del hogar, creando espacios de contemplación e interiorización, aspectos fundamentales para el desarrollo personal y espiritual,  imprescindibles para el armonía del hogar.

Profundizando sobre el estilo:

El artista se cruza con diferentes corrientes filosóficas, como la Budista, Hinduista, Cristiana Ortodoxa etc, estudiando su simbología y su razón de ser, descubriendo los misterios de las imágenes y sus poderes.

Michael renueva totalmente en sus rasgos y colores las imágenes clásicas religiosas y les ofrece un carácter totalmente nuevo, donde se trasciende el principio  religioso para fundirse en algo más amplio y que une todas las religiones y filosofías: el principio de igualdad como seres espirituales pertenecientes al Gran Espíritu Universal.

Las diferentes culturas de todos los tiempos como los primitivos, los egipcios, etc., creaban símbolos o imágenes con propiedades "mágicas". Todas tenían la función de invocar la presencia de la divinidad, como forma de protección o para que se cumplieran los rezos y deseos pedidos.

Los estudios del artista sobre la geometría sagrada, la técnicas místicas rituales, el poder de  las piedras y de los elementos de la Tierra, le inspiran  en la creación de un nuevo género, su estilo "OBJETOS DE PODER". Son obras diseñadas para la contemplación, meditación y protección del hogar, ofreciendo un Objeto con una alta carga energética, siendo el resultado del ensamblaje de diferentes elementos con propiedades especiales, como son los minerales y los  metales como el cobre y el Oro. Todos los conocimientos de Michael sobre el arte místico y terapéutico tienen su resultado en estas obras únicas y con un poder especial, creadas para el bienestar y el desarrollo evolutivo de la persona que la contemple, con el objeto de que se deje cautivar por su sentimiento trascendente.